Google+

Neotropic in Spanish

Leave a comment

Professor Viviana Granado

Neotropic chapter is maintained and administer by Professor Viviana Granado. Her details can be found by clicking her name.

Geckos en Buenos Aires

Viviana Granado

Desde hace un tiempo en varias zonas del Gran Buenos Aires y Ciudad de Bs As, se empezaron a avistar unas lagartijas diferentes a las que hace muchas décadas atrás se veían en los jardines de muchas casas del Conurbano Bonaerense.

Esta “lagartija” es en realidad un reptil del orden Squamata, familia Phyllodactylidae, comúnmente llamada salamanquesa común. Su nombre científico es Tarentola mauritanica mauritanica (Linnaeus, 1758) y es una especie exótica. Su distribución geográfica original se ubica en la zona del Mediterráneo y norte de África, en Argelia, Croacia, Egipto, Francia, Grecia, Italia, Libia, Marruecos, Portugal, Eslovenia, España, Túnez y Sahara Occidental (Vogrin et al., 2009). Para la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), esta especie es de “Preocupación Menor” (LC).

Como muchas especies exóticas, se piensa que fue introducida accidentalmente por el Hombre en cargamentos de madera o plátanos procedente de algún país africano. En nuestro país, Argentina, tenemos ejemplos de especies exóticas invasoras (EEI) que llegaron de esta forma y se adaptaron a nuevos ambientes; el más conocido es el “mejillón dorado” (Limnoperna fortunei) especie invasora introducida con el agua de lastre de barcos provenientes de China aproximadamente en 1991, cuando se hacen las primeras observaciones en el Río de La Plata, localidad de Berisso. Sin embargo, otras tan perjudiciales para los ecosistemas argentinos y nuestras especies silvestres autóctonas, fueron introducidas por el hombre de forma intencional. Tal el caso de los castores en Tierra del Fuego (Castor canadensis), la ardilla de vientre rojo (Callosciurus erythraeus), trucha arcoíris (Salmo gairdeneri) que fue introducida para pesca deportiva, liebre europea (Lepus capensis) y ciervo colorado (Cervus elaphus) fueron introducidos por el Hombre en el 1888 y 1904 para cotos de caza privado. Todos estos ejemplos y muchos más, son considerados especies exóticas invasoras por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Si bien hasta el momento no se considera a la salamanquesa común una especie invasora, se debe monitorear su población y áreas de distribución, teniendo en cuenta que fueron capaces de adaptarse muy bien a zonas urbanas con clima y ambientes bastante diferentes a los de su procedencia. Asimismo pueden transmitir zoonosis porque estos reptiles son hospedadores de ecto y endoparásitos y habitan en lugares urbanizados. Su dieta es generalista; se alimentan de arañas, insectos y larvas de insectos. Se han observado que en los jardines urbanos donde se encuentran estos geckos, están disminuyendo las larvas (orugas) de la mariposa monarca (Danaus plexippus) que se alimentan de hojas de banderita española o algodoncillo (género Asclepias) todas ellas especies nativas en Argentina. Se sabe que los predadores naturales en España son la lechuza común y la culebra de herradura; en nuestro país los gatos domésticos cazan a estos geckos pero no se sabe si hay predadores para esta especie exótica.

Es importante no perder de vista la evolución de esta especie a fin de identificar el posible impacto negativo sobre el medio natural, socio-económico y especialmente detectar si afecta o no a la abundancia de las especies nativas de flora o fauna, como la mariposa monarca.

DÍA INTERNACIONAL DE LA TIERRA

Viviana Granado

La Biosfera es el conjunto de todos los seres vivos, el planeta Tierra y sus interrelaciones. En términos ecológicos, la Biosfera es el Ecosistema Global (o Ecosfera) y esto implica que cualquier cambio en alguno de sus componentes, influirá finalmente en el ecosistema global.

Pensando que la Biosfera es nuestro único hogar, por ahora, es necesario pensar qué uso hacemos de él y de qué forma le devolvemos los bienes y servicios que la Tierra nos brinda. Nuestras necesidades y también las de las generaciones futuras, en cuanto a aspectos económicos, sociales y ambientales, deberán estar en armonía con la naturaleza y la Tierra a fin de asegurar su equilibrio natural, porque si bien la biosfera posee cierta capacidad de regular su estructura, composición y sus procesos de intercambio, esta capacidad puede ser superada por la actividad incorrecta del Hombre. Cambio climático, sobreexplotación de recursos naturales, pérdida de diversidad biológica, incendios forestales, son algunos ejemplos de impactos ambientales globales que ponen en peligro el único hogar que tenemos y también la supervivencia de las generaciones futuras.

La Huella Ecológica tiene por objetivo medir o estimar el uso que hacen las poblaciones humanas de los recursos naturales de su entorno. De acuerdo a datos publicados por la CEPAL – ECLAC en “Observatorio Demográfico” para América Latina y el Caribe, la región tenía en el año 2010, una población de 575.867.437 de personas y se estima que para el año 2030 será de 677.422.105, aproximadamente un incremento de15%. Se espera que un 60% de la población mundial para el 2030, viva en grandes ciudades. Entonces: ¿qué pasará con la calidad ambiental y los recursos naturales?, ¿Qué pasará con la huella ecológica, la huella de carbono y la huella del agua?

Todos formamos parte de este hermoso planeta Tierra y como ciudadanos tenemos el derecho de exigir la necesidad de un ambiente sostenible en el tiempo. Acciones como, conciencia ambiental, difusión, participación comunitaria y trabajo en grupo, generan el poder suficiente para hacer llegar este mensaje ambiental a los políticos con poder de decisión.

Citando a Gaylord Nelson, promotor que instauró el 22 de abril de 1970 como el Día de la Tierra: “La gente se preocupaba y el Día de la Tierra se convirtió en la primera oportunidad que jamás habían tenido para unirse en una manifestación nacional que enviara un gran mensaje a los políticos: el mensaje de que despertaran e hicieran algo”

29 de julio, Día Mundial del Tigre

En la Cumbre Mundial del Tigre realizada en noviembre del 2010 en San Petersburgo (Rusia) se propuso, entre otras cosas, concientizar sobre la importancia y necesidad de conservar a estos grandes felinos incluidos en la lista de especies en peligro de extinción de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Por tal motivo cada 29 de julio se celebra el día Mundial del Tigre.

En América se encuentra una especie de felino carnívoro, Phantera onca, llamada comúnmente “jaguar” y en Argentina: Yaguareté (“verdadera fiera” en guaraní), “tigre criollo” o también “Manchado”. Es el felino más grande del continente americano y el tercero a nivel mundial. Puede recorrer en un día 20 km buscando, por ejemplo, presas; esta especie consume unos 1500 kg de carne que implica unos 2000 kg de presas vivas al año. Tiene un promedio de vida, en estado silvestre, de 15 años aproximadamente.

Habitat suitability for jaguares in the Atlantic Forest. The colored area inside left corner inset details the locations of the study area in South America. The map was created with ArcGis 10.3 (www.arcgis.com)

Un estudio realizado1 en estos últimos años en la región ecológica del Bosque Atlántico que se extiende entre Argentina, Brasil y Paraguay, revela que menos de 300 ejemplares viven en sólo el 3% de su hábitat original. En Brasil la reducción se debe principalmente a la creación de grandes ciudades para albergar a millones de personas; en Paraguay la pérdida de hábitat es consecuencia de la ampliación de las zonas de cultivo de soja y en Argentina el hábitat del yaguareté en la Selva Misionera, se redujo muy poco; sin embargo en esta ecorregión habría menos de 100 ejemplares.

Es fundamental un diálogo entre los tres países que lleven a un consenso en cuanto a recursos económicos y políticos a fin de diseñar e implementar de forma urgente un Plan Maestro de Conservación. Restaurando corredores biológicos naturales, los yaguaretés de diferentes poblaciones podrían llegar a reproducirse y favorecer así a la variabilidad genética evitando la endogamia. Hasta el momento no es posible la reintroducción de individuos nacidos en cautiverio debido a la ausencia de áreas naturales suficientes para contenerlos, por tal motivo la medida más urgente de llevar a cabo en el Bosque atlántico es frenar la deforestación, implementar programas de reforestación con flora nativa y crear nuevas áreas protegidas conservando y monitoreando las ya existentes.

Yaguarete

En Argentina el yaguareté se distribuye en tres áreas núcleos: la Selva de Yungas (Salta y Jujuy), la Selva Misionera (Misiones) y en el Chaco Seco (Chaco, Formosa, Santiago del Estero y Este de Salta). Se estima que en la Yunga hay entre 120 y 150 ejemplares, en la región Chaqueña entre unos 20 individuos y en la Selva Misionera entre unos 50 y 70 yaguaretés. La situación poblacional de esta especie se encuentra al límite de su supervivencia.

Las causas de su estado poblacional tan crítico no sólo se debe a la pérdida de hábitat sino también a la caza y persecución en represalia del Hombre por el ataque a su ganado y al atropellamiento en rutas. En nuestro país se están implementando medidas a fin de revertir esta situación, por eso en el año 2001 por la ley 25463, se lo declara “Monumento Natural Nacional” y la Secretaría de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable implementó un Plan Nacional de Conservación del yaguareté; asimismo hay ONGs que trabajan desde hace años con el yaguareté y otras especies en peligro de extinción en Argentina, como la Red Yaguareté y la Fundación Vida Silvestre entre otras.

Viviana Granado

Pero si bien hay conciencia sobre el estado “muy grave” de esta especie en particular, las acciones que se vienen implementando no alcanzaron todavía a modificar sustancialmente las poblaciones naturales del yaguareté. Argentina tiene una Ley de protección de Bosques Nativo que no se está implementando. En este punto cabe aclarar que la ONG Greenpeace Argentina hace tan solo unos días, realizó una acción de amparo en nombre y representación de la “especie animal yaguareté” que habita en la región del Gran Chaco argentino contra el desmonte que destruyó gran parte de su hábitat natural. Es la primera vez en la historia jurídica de nuestro país que se pone como actora de la causa a una especie.

Finalmente es importante destacar el rol de nuestro tigre criollo en la red trófica de estos ecosistemas, es el predador tope. Significa que limita las poblaciones de sus presas, regulándolas y manteniendo el vigor de las mismas al predar aquellos ejemplares enfermos o viejos.

Fuentes: https://www.nature.com/articles/srep37147#f1

https://www.conicet.gov.ar/el-yaguarete-resiste-en-apenas-el-3-de-su-habitat-y-buscan-frenar-su-extincion/

https://www.redyaguarete.org.ar/lineas-de-accion/

https://www.vidasilvestre.org.ar/nuestro_trabajo/areas_protegidas/

1 Instituto de Biología Subtropical (IBS, CONICET-UNaM). Trabajo publicado en la revista Scientific Reports. 16/11/2016

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Our Gravatar Profile

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 241 other followers

Species Ecology on Flickr

RSS Conservation News

Blog Stats

  • 4,614 hits

Follow Our Books

Archives

Articles by Calendar Months

August 2019
M T W T F S S
« Jul    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
%d bloggers like this: